15 marzo, 2019/
  • By Pil Andina

¿Por qué debes comer helados este verano?

Súmale felicidad a tu verano sin cargo de conciencia: los helados aumentan la serotonina, la hormona relacionada con tu bienestar.

Es uno de los postres favoritos del verano, sobre todo, cuando las temperaturas empiezan a subir y sientes la necesidad de refrescarte con algo dulce. Hablamos de los helados, sí. Ese placer, no sólo de los más pequeños, que no tenemos por qué tener vetado.

Este verano te invitamos a ‘caer’ en esta golosa tentación. Y no sólo porque todos nos merecemos un momento de placer al día, sino porque, aunque no lo creas, los helados cuentan con una dilatada batería de beneficios para la salud.

Si te decimos que comer helados mejoraría tu rendimiento, te ayudaría a concentrarte mejor e incrementaría tus niveles de felicidad. En la alimentación, no es recomendable abusar de nada; pero los helados, a pesar de ser alimentos calóricos, pueden formar perfectamente parte de una dieta equilibrada.

Los helados son en realidad un alimento muy completo: aportan vitamina B2 y proteínas; y son una importante fuente de calcio como cualquier otro lácteo.

Sin embargo, lo que probablemente no sepas es que los helados también ayudan a que tu nivel de felicidad y motivación se dispare. Y no sólo por una cuestión obvia, la de introducir un alimento que aporta placer en tu rutina alimentaria, sino porque contienen un aminoácido llamado triptófano, que es uno de los encargados de generar serotonina en el cuerpo.

Los helados contienen un aminoácido llamado triptófano, que es uno de los encargados de generar serotonina en el cuerpo, la “hormona de la felicidad”

La serotonina, conocida también como la “hormona de la felicidad”, es un neurotransmisor que regula las emociones, el apetito y el estado de ánimo, siendo su presencia en el organismo un punto clave para combatir problemas como la depresión y el desánimo.

Si aún no te has convencido de por qué, sin abusar, los helados están recomendados, aquí te damos algunas otras razones para que este verano no le cierres las puertas a este suculento dulce.

Diez beneficios de comer helados en verano

1.- La leche es el principal ingrediente de un helado, proporcionando al cuerpo el calcio necesario para aumentar nuestra energía y fortalecer nuestros dientes y huesos.

2.- Un helado aporta numerosas vitaminas y minerales. Las vitaminas que contienen son A, B-6, B-12, C, D y E.

3.- Un helado no es una fuente de calorías vacía, ya que contiene las proteínas y vitaminas de ingredientes habituales como la leche, el yogur o el chocolate, siendo de esta forma un alimento muy completo.

4.- No engordan tanto como piensas. Muchas personas no toman helados porque afirman que engordan, sin embargo, un helado suele aportar solamente un 10% de las calorías necesarias en un día.

5.- No está demostrado que comer helados sea un motivo de coger un resfriado. De hecho, en gran parte de los restaurantes se sirven como postre en cualquier época del año.

6.- Los helados nos ayudan a refrescarnos en verano y aliviar el calor, ya que cuentan con un alto contenido en agua.

7.- El consumo de helados provoca la satisfacción de una necesidad (como la sed o el apetito, además de refrescar la boca y la garganta) y, por tanto, es en sí un reforzador: la persona lo buscará cuando sienta esa necesidad.

8.- Los helados puede ser un complemento alimentario ideal para enfermos, ancianos o niños con carencias nutricionales; además, de ser fácil de masticar e ingerir.

 

9.- Cuenta con un gran número de beneficios sensoriales y hasta sociales. Incrementa los niveles de placer para el gusto, además de tomarse comúnmente en compañía (familia e hijos), convirtiéndose en caso un acontecimiento social cada verano.

10.- Y, tal y como habrás oído en alguna ocasión, son un buen cicatrizador. No es un mito: los helados recuden la inflamación de las amígdalas.

LINK: https://noticias.eltiempo.es/por-que-debes-comer-helados-este-verano/